Si bien las mascarillas de papel y tela pueden ayudar a controlar la propagación del coronavirus entre el público en general, resultan insuficiente para el personal sanitario que trabaja en cuidados intensivos.

Espacio Publicitario

Ahí, donde el riesgo de infección es mayor, se hace imprescindible un equipo de protección de un estándar mucho más alto, capaz de proteger completamente del virus.

Mascarillas o respiradores

Nikki McCullough, jefa de seguridad de 3M, uno de los mayores proveedores mundiales de elementos de protección respiratoria, señala que dentro de las mejores opciones están las mascarillas conocidas como respiradores.

Estas mascarillas contienen, según la doctora consultado por BBC, filtros que pueden ser desechables o reutilizables una vez que se desinfectan. Dichos filtros ayudan a detener partículas que pudieran ser causante de la enfermedad COVID-19.

Son principalmente recomendadas para el personal médico que está en la primera línea de la batalla contra el nuevo coronavirus en los hospitales, pues esta mascarilla sella completamente la cara.

“Cuando inhalas, todo el aire pasa a través de un filtro, y ello ha sido probado con un estándar de rendimiento. Por lo tanto, puedes estar seguro de que si se sella bien la cara, el respirador está reduciendo la cantidad de partículas que vas a respirar y va hacia los pulmones”, doctora Nikki McCullough, jefa de seguridad de 3M.

Espacio Publicitario

“¡No quiero un médico más muerto!”: la súplica de una médica peruana en la primera línea de lucha contra el coronavirus

Espacio Publicitario

En Europa, este tipo de mascarillas se clasifican en FFP1, la que filtra al menos el 80% de las partículas; FFP2, elimina al menos el 94%; y las dispositivos FFP3, más del 99,9%.

En Estados Unidos, las mascarillas FFP están clasificadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) en términos del porcentaje de partículas que filtran.

Así, las N95 y N99 filtran el 95% y el 99% de las partículas respectivamente, mientras que las N100 eliminan el 99,97%.

¿Qué tan efectivas son las mascarillas quirúrgicas ante COVID-19?

Nikki McCullough señala que las mascarillas quirúrgicas, al estar hechas de tres capas de tela o papel, resisten pequeñas gotas de saliva que salen disparadas en tos o estornudos.

Una máscara, que cubre la nariz y la boca, pero que no se ajusta bien a la cara, es una barrera para las partículas que podrías expulsar”, doctora Nikki McCullough, jefe de seguridad de 3M.

Purificadores de aire

Éstos son hechos con casco o máscara de buceo y son capaces de eliminar un porcentaje alto de partículas causantes de enfermedades, pues contiene un purificador de aire que, a manera de cinturón, limpia el aire que ingresará al sistema respiratorio.

“Ahí tienes una solución más completa. Hay un protector facial para el casco y un tubo que se conecta a una unidad en el cinturón. Eso tiene un motor que bombea aire a través de un filtro. Eso es parte de un traje blanco, por lo que es una solución protectora más integral”, Brian Hovey, director de marketing del fabricante Honeywell.

“Eso tiene un motor que bombea aire a través de un filtro. Eso es parte de un traje blanco, por lo que es una solución protectora más integral”.

Ingenieros de la Universidad de Southampton, Reino Unido, desarrollaron un PAPR que suministraron al hospital universitario de esa ciudad y ya cuentan con 1.000 dispositivos están proceso de prueba.

Comments

comments