Dulce María Sauri, del PRI, fue elegida este miércoles como la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para el tercer y último año de la LXIV Legislatura.

Espacio Publicitario

Con 313 votos a favor, 123 en contra y 21 abstenciones, el acuerdo sobre la integración de la Mesa Directiva para el tercer año de la LXIV Legislatura fue aprobado., es decir, las dos terceras partes de la Cámara baja.

Los diputados Dolores Padierna, de Morena; Xavier Azuara Zuñiga, del PAN, y María Sara Rocha Medina, del PRI, fueron elegidos como vicepresidentes.

En las secretarías de la Mesa Directiva, estarán las diputadas María Guadalupe Díaz Avilez, Karen Michel González Márquez, Martha Hortencia Garay Cadena, Julieta Macías Rábago, Lyndiana Elizabeth Bugarín Cortés, Mónica Bautista Rodríguez y el diputado Héctor René Cruz Aparicio.

Esta fue la segunda ocasión en la que Sauri buscó ser elegida para el cargo, después de que el lunes su planilla solo recibió 278 votos a favor, por lo que no alcanzó la mayoría calificada de las dos terceras partes de San Lázaro.

Espacio Publicitario
Espacio Publicitario

Según acuerdos firmados el 5 de septiembre de 2018 sobre la rotación y los turnos de la Presidencia de la Mesa Directiva, esta sería ocupada el primer año por la fuerza mayor, el cual fue Morena; el segundo año le toca a la segunda mayor fuerza (PAN), y este año le tocaría a la tercer fuerza.

Dulce María Sauri ya rindió protesta como presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, en medio de las medidas de seguridad para evitar la propagación del covid-19.

En los últimos días, el Partido del Trabajo (PT) pasó algunos legisladores a su bancada para superar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y así poder aspirar a la titularidad de la Mesa Directiva en la Cámara baja, algo que le correspondería al PRI pues en la elección de 2018 se colocó como la tercera fuerza política del país.

Con el último registro que hizo el PT la semana pasada, el partido creció de 43 a 47 diputados.

Sin embargo, hace dos días el Partido Revolucionario Institucional sumó a cuatro diputados para un total de 50 curules, con el objetivo de convertirse en la tercera fuerza política, y así aspirar a la Mesa Directiva en San Lázaro.

Comments

comments