Más de mil personas murieron el miércoles en un terremoto de 6,1 grados en la escala de Richter en Afganistán. Según el último informe de las autoridades afganas, al menos 1.000 personas han muerto a causa del terremoto, con epicentro en el sureste del país centroasiático, aunque la cifra puede aumentar. El seísmo se produjo a la 1.30 hora local (dos horas menos en la península) a unos 44 kilómetros de la ciudad de Jost, y a una profundidad de 51 kilómetros, según la información recogida por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). 

Espacio Publicitario
Espacio Publicitario

El Departamento de Información y Cultura de Paktika, la provincia donde se ha registrado el mayor número de víctimas, ha calculado que al menos 1.500 personas han resultado heridas por el terremoto. Zabiullah Mujahid, portavoz del Emirato Islámico, en el poder desde el 15 de agosto, ha declarado que el gabinete de emergencia se ha reunido para discutir la ayuda a los afectados por el terremoto. 

Horas antes, el líder supremo de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada, había cifrado el número de muertos en unos 300, en un mensaje en el que también expresó sus condolencias a las víctimas del terremoto. El líder talibán subrayó que las autoridades “tomarán todas las medidas necesarias para evacuar a los mártires y transportar y atender a los heridos”, así como para “prestar ayuda inmediata a las personas afectadas”. 

Comments

comments